Accidentes de Motos Acuáticas

Abogado de Miami

El Sur de la Florida es la capital náutica del mundo, donde los residentes locales y los visitantes disfrutan de numerosas actividades en el agua.

De acuerdo con la legislación de la Florida, se entiende por moto acuática o jet ski a “toda embarcación que mida menos de 16 pies de longitud, posea un motor a bordo que accione una bomba de agua como fuente primaria de potencia y que ha sido diseñada para ser operada por una persona sentada, de pie o arrodillada sobre dicha embarcación, en lugar de hacerlo de la manera convencional, es decir sentada o parada adentro de la embarcación”.

Una persona no puede operar una moto acuática salvo que todas las personas que naveguen sobre ella o que sean remolcadas detrás de ella lleven puesto uno de los cinco dispositivos de flotación personal designados por la Florida o aprobados por la Guardia Costera de los Estados Unidos.

Es ilegal que una persona opere una moto acuática durante el horario comprendido entre media hora después de la puesta del sol hasta media hora antes de la salida del sol. Esto no se aplica a los agentes o empleados del servicio de rescate en casos de emergencias o incendios.

El operador de una moto acuática equipado con un interruptor del motor mediante un cordel debe adherir este cordel a su persona, ropa, o dispositivo de flotación personal.

¿Cómo puede ayudarle un abogado especializado en accidentes de motos acuáticas del Sur de la Florida?

Es importante saber que el usuario de una moto acuática debe operarla de manera prudente y razonable. Las maniobras innecesarias o imprudentes ponen en peligro la seguridad de las personas y de sus bienes y se consideran operación negligente de una embarcación. Un ejemplo de esto es manejar zigzagueando por el tráfico congestionado de embarcaciones.

El dueño de una moto acuática, ya sea arrendada, alquilada o rentada, o cualquier persona que tenga el control de dicha embarcación no puede autorizar ni permitir que la moto acuática sea operada por una persona que no ha recibido la debida capacitación en el manejo seguro de una embarcación de tipo personal, en cumplimiento de las reglas de la comisión.
 

Los accidentes con motos náuticas en muchas ocasiones provocan lesiones catastróficas y en algunos casos la muerte por negligencia de una víctima inocente.

Qué se debe hacer después de un accidente con una moto acuática:

Tomar fotografías de todas las embarcaciones involucradas

Denunciar el accidente a la policía

Tomar fotografías de todas las lesiones visibles

No hablar con nadie, excepto con su abogado

Obtener el nombre y número de teléfono de todos los testigos

Obtener atención médica inmediatamente

El Bufete de Perez-Gurri se ocupará de todos los aspectos de su caso, como la presentación de la demanda ante las compañías de seguros correspondientes, la administración del cobro y del pago de facturas por servicios médicos y la reparación de su embarcación.

Usted podrá tener derecho a recibir el pago de lo siguiente, entre otros:

- Facturas por servicios médicos

- Lucro cesante

- Servicios perdidos

 

- Pérdida de la capacidad de generar ingresos

 

- Daños morales y físicos

 

- Daños morales y emocionales

- Daños a la propiedad